sábado, 31 de agosto de 2013

Compromiso La Izquierda (EB-ISI-NEG-CEX) contra la intervención imperialista en Siria


Las organizaciones políticas Ezker Batua Berdeak (EB-B), Iniciativa Socialista de Izquierdas (ISI ES), Nova Esquerda Galega (NEG) y Convergencia por Extremadura (CEx), que constituyen la plataforma Compromiso La Izquierda, muestran su firme oposición y rechazo a cualquier intervención militar en Siria por parte de EE UU y sus aliados, al margen del Consejo de Seguridad de la ONU, lo que la convertiría, según estos partidos, en una acción ilegítima e ilegal y, por tanto, criminal.

Para estas cuatro organizaciones (EB-B, ISI ES, NEG, CEx), cualquier intervención militar, y más todavía sin la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, volvería a crear situaciones de “emergencia” semejantes a las que produjeron distintos conflictos bélicos como el de los Balcanes, Iraq o Afganistán. El uso de la fuerza al margen de la legalidad internacional y la Carta de la ONU sólo produciría más violencia, sufrimiento para la población civil e inestabilidad absoluta en toda la zona, piensan en Compromiso La Izquierda.

Los cuatro partidos (EB-B, ISI ES, NEG, CEx) están convencidos de que si llega a materializarse una intervención militar en Siria, se podría provocar una hecatombe en toda la región. Para evitarlo, hacen un llamamiento a que se realice una verificación exhaustiva, objetiva e imparcial del uso de agentes químicos, aplicando el Derecho Penal Internacional sobre quienes hayan empleado dichas armas. En todo caso, las cuatro formaciones políticas piensan que las relaciones internacionales deben estar basadas en el respeto, el diálogo y la negociación, pero también en el desarme y en la contención del uso de la fuerza.

Asímismo, Compromiso La Izquierda (EB-ISI-NEG-CEX) denuncia la total pasividad y complicidad de la Unión Europea ante esta acción ilegal y criminal. Por estas y otras razones, esta plataforma política exige al Gobierno del Estado español que no secunde jamás esta intervención militar. Además, los cuatro partidos hacen un llamamiento al pueblo para que se movilice contra esta nueva intervención imperialista en Oriente Medio, explicando, denunciando y desenmascarando la propaganda manipuladora y las noticias deformadas y sesgadas que quieren preparar a la opinión pública desinformada para nuevas matanzas y guerras imperialistas.

Los cuatro partidos (EB-B, ISI ES, NEG, CEx) también afirman que la de Siria sería una guerra que solo beneficiaría al capital, pues en situación de conflicto los grandes capitales se refugiarían en EE UU, Reino Unido y Alemania, abandonando terceros países, lo que tendría consecuencias nefastas para sus economías, ya que se detendría la inversión y la producción, aumentaría el desempleo y se encarecería la vida.

En Compromiso La Izquierda (EB-ISI-NEG-CEX) piensan que lo que está ocurriendo en Siria es una recreación literal de lo que pasó en Iraq y en Libia: las mismas mentiras, la misma manipulación, las mismas informaciones falseadas, con escenas y noticias no contrastadas, para intoxicar a la crédula y mayoritariamente desinformada opinión pública, para que ésta acepte las “soluciones humanitarias” de los bombardeos. Los cuatro partidos políticos consideran que ya es hora de frenar la ceremonia de la confusión que crean los medios de comunicación al servicio de los mercados y que ahora atribuyen al Gobierno sirio el uso de armas químicas, sin que lo haya confirmado la misión de la ONU. En ese sentido, en Compromiso La Izquierda recuerdan ahora que ya la jurista suiza Carla del Ponte fue a Siria, comisionada por la ONU, para investigar el uso de armas químicas por parte del Gobierno de El Assad y dijo que esas armas las habían utilizado, en todo caso, los “rebeldes”, armados por Occidente, Turquía y las dictaduras del Golfo Pérsico.

Finalmente, en Compromiso La Izquierda (EB-ISI-NEG-CEX) piensan que es muy preocupante la pasividad total que la sociedad civil está mostrando ante la guerra y ante el intento de hacer lo mismo que se hizo en Iraq y en Libia. Los cuatro partidos piensan que es alarmante incluso comprobar que, a pesar del serio riesgo de conflagración mundial que una intervención bélica en Siria puede desencadenar, el mundo y sus organizaciones políticas, sindicales, culturales e intelectuales continúan en la pasividad y en la resignación del engaño masivo.

viernes, 30 de agosto de 2013

Frente Amplio de la Ecología Política y Las Izquierdas para las Elecciones Europeas ¡¡¡YA!!!


Javier Caso Iglesias | Área de Cooperación Política y Participación Ciudadana de Compromiso LA IZQUIERDA

La ciudadanía está cansada de tanto repetir lo que desea, a nivel político, en el momento presente. Me pregunto ¿Tan difícil es que IU, ANOVA, COMPROMÍS, ICV, EQUO, CHA, MÉS, CUP, ... se pongan de acuerdo? ¿Tan difícil es conformar un Frente Amplio de la Ecología Política y Las Izquierdas para las Elecciones Europeas?

¿Por qué no seguimos el modelo propuesto por Xosé Manuel Beiras para AGE. Según sus palabras "AGE no nace pretendiendo ser una nueva organización política, un frente en el sentido sociopolítico sino como un acuerdo para la unidad de acción en una institución muy concreta, pero que puede ser el punto de partida para su reformulación en otras convocatorias electorales".

Es tan sencillo como esto: "Un acuerdo para la unidad de acción en una institución muy concreta". O sea, fijar los puntos en los que se está de acuerdo, establecer un programa que se haga con las aportaciones de la ciudadanía y abrir un proceso de primarias ciudadanas para conformar las candidaturas.

O esto o nos encontraremos con porcentajes de abstención superiores al 65% como ya vaticinan las encuestas electorales.

Es un momento muy delicado en que tenemos la responsabilidad de abrir totalmente las puertas de la escena política. O esto o el caos.

La ciudadanía también debe de activarse más, no puede estar a esa expectativa de "a ver que pasa". Hay que forzar las situaciones. Hay que reclamar un Frente Amplio contra el austericidio y los recortes. Un Frente Amplio, sin exclusiones, que ponga fin al podrecimiento de la segunda restauración borbónica y dar principio, a través de una verdadera ruptura democrática, a la llegada de un nuevo proceso constituyente en que los derechos de las personas -también el de decidir- sean lo primero.

Para eso hay que apoyar a todas aquellas organizaciones que laboran por este fin.

Compromiso LA IZQUIERDA es un espacio amable de coordinación de personas, movimientos y organizaciones ecosocialistas, ciudadanas y de izquierdas que trata de poner en marcha una dinámica multilateral de acercamiento programático, estratégico y de acción entre personas, movimientos y partidos con este único objetivo, esto es, el de conformar un Frente Amplio, contra el austericidio y los recortes, sin exclusiones.

En este sentido pedimos a toda la ciudadanía que nos apoye, que se anime a simpatizar o a afiliarse en algunas de las organizaciones que compartimos este espacio: Ezker Batua-Berdeak (EB-B), Iniciativa Socialista de Izquierdas (ISI), Nova Esquerda Galega (NEG), Compromiso Socialista (CS), Unión de la Izquierda Socialista de Aragón (UISA) y Convergencia por Extremadura (CEx).

Así como a crear grupos de apoyo locales para difundir nuestras comunes ideas.

O asumimos como ciudadanos el liderazgo del proceso o este nunca se dará. Esos porcentajes de abstención superiores al 65% como ya vaticinan las encuestas para las Elecciones Europeas son una buena muestra que lo evidencia.

Así que ánimo y adelante. Contacta con nosotros y colabora en esta ilusionante tarea de conformar un Frente Amplio, contra el austericidio y los recortes, sin exclusiones. Súmate y ayúdanos a crear un verdadero Frente Amplio de la Ecología Política y Las Izquierdas para las Elecciones Europeas ¡¡¡YA!!!

Si deseas contactar con Compromiso LA IZQUIERDA para implicarte en el proyecto o hacerte simpatizante o colaborador, escríbenos un mensaje al siguiente correo-e.-


Gracias de antemano por ello.



martes, 27 de agosto de 2013

El capital, ese poder fáctico

FRANCÍ XAVIER MUÑOZ | Sº de Organización de ISI ES

nuevatribuna.es/opinion/franci-xavier-munoz


    Igual que ocurrió en Argelia dos décadas atrás o hace algunos años en Gaza, ahora en Egipto se vuelve a subvertir el orden democrático para evitar que una determinada opción política gobierne, con más o menos poderes, evitando ciertos extremismos que podrían dañar la necesaria moderación política y social que requieren las economías capitalistas para poder subsistir y aumentar sus beneficios.
    Porque creo que ésta y no otra es la razón que se esconde tras las intervenciones que en esos tres escenarios (Argelia, Gaza, Egipto) evitaron el acceso al poder -o lo asfixiaron durante su ejercicio- a las opciones islamistas radicales que habían ganado limpiamente las elecciones.
    De lo cual resulta una paradoja insalvable para los defensores de las democracias liberales, que dicen estar a favor de la democracia pero que no dudan en recurrir o aceptar la intervención de poderes fácticos para evitar que unas determinadas opciones políticas, antipáticas al capital, accedan al gobierno,  o si lo hacen, que tengan mil obstáculos para ejercerlo con eficacia.
    No han cambiado muchas cosas a lo largo de la Historia y, menos aún, en estos inicios del siglo XXI con respecto al siglo anterior. El poder fáctico del capitalismo sigue siendo inmenso, hasta el punto de seguir ocupando el primer puesto en la lista de poderes fácticos eficaces. El gran capital, aliado con ciertos partidos y militares, abortó la República de Weimar alemana, la Segunda República española y el Chile de Allende.
    Pero también el capitalismo facilitó el retorno de la democracia a España cuando el franquismo le supuso un obstáculo a sus grandes inversiones y proyectos, haciendo lo propio, años más tarde, en la URSS y sus países satélites, que derribaron el comunismo después de ciertas “aperturas” económicas que habían ido introduciendo el virus del consumismo, bacteria que transforma eficazmente a comunistas en consumistas y a trabajadores en consumidores.
    El capitalismo necesita libertad de mercado para expandirse pues de lo contrario no hay sitio para la competencia empresarial. Y para que exista libertad de mercado tiene que haber también cierta libertad política y social, aunque no necesariamente toda la libertad que la ciudadanía demande, pues se correría el riesgo de permitir la implantación de regímenes políticos y económicos antipáticos al capital e incluso contrarios al mismo. Esto es lo que entendió perfectamente el régimen seudo-comunista chino, por ejemplo.
    Así, en momentos históricos y países sin sólida raigambre democrática, aparecen los ejércitos como los grandes guardianes y salvadores del capital allá donde éste tiene jugosas inversiones. Y siempre estarán dispuestos unos cuantos militares a salvar la patria, eufemismo tras el que se esconden las propiedades de los grandes magnates e inversores que, como se sabe, son siempre los más patriotas a la hora de refugiar su dinero allá donde más les rente.
    Cosa distinta son los escenarios donde la democracia echó raíces pronto o donde alcanzó rápidamente una inquebrantable aceptación social. En estos casos, el gran capital no necesita de tanques o antidisturbios. Le basta con financiar campañas electorales o partidos, contratar permanentes publicidades en grandes medios de comunicación, financiar proyectos de investigación o becas en las universidades, y si las cosas se tuercen, como en algunos países del euro, especular contra la deuda soberana de los Estados, obligando a sus gobiernos y parlamentos a decretar y legislar normas que recorten el bienestar de sus ciudadanos para hacerlos más sumisos al capital, al que deben al fin y al cabo su subsistencia.
    En algunos países más civilizados, sin embargo, se han implantado democracias autoritarias cuyos gobiernos, desoyendo el sufrimiento de sus ciudadanos, imponen normas restrictivas y detraen recursos que aceleran la exclusión social e incluso la muerte de miles de ellos, que las estadísticas oficiales maquillarán bajo cualquier epígrafe eufemístico. Estas democracias autoritarias (democracias en lo formal, autocracias en lo material) enfrentan sus fuerzas de orden a los ciudadanos, dejando que actúen con cierta contundencia e impunidad durante unas horas o unos días, pues así se escarmienta a quienes pretenden, por la vía de la protesta en la calle, subvertir el orden económico injusto establecido. Lo estamos viendo allá donde surge un poder ciudadano que se organiza al margen de partidos y sindicatos: España, Turquía, Brasil, Chile…
    Aunque en estos países “civilizados” siempre quedará el recurso a las dictaduras militares, como parece que advirtió el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, a los líderes de la Confederación Europea de Sindicatos, para que midieran el alcance de las protestas en los países del sur de la Eurozona. Quizá por eso los grandes sindicatos en el Euro-Sur han tirado la toalla y se han rendido también al gran capital, pues no quieren o no encuentran la manera de articular una lucha efectiva  y contundente contra él.
    Así, desprotegidos los ciudadanos de los últimos bastiones contra el gran capital que casi todo lo puede -que eran sus gobiernos y sindicatos- solo nos queda el recurso al pataleo o a la organización de una sociedad civil que, al margen de partidos y sindicatos, plante cara al poder hegemónico del capital, ganándole allí donde más le duele, es decir, en la cuenta de resultados. Para que otro mundo sea posible es imprescindible que otro capitalismo sea posible. Quienes luchamos por ello no estamos en contra de la economía de mercado ni de la libertad de empresa, pero sí en contra del poder omnímodo que imponen los grandes poderes económicos y financieros a todo el resto, que son trabajadores-consumidores, pequeños y medianos empresarios, gobiernos y parlamentos. Llegados a este punto es necesario el tránsito a una economía social de mercado dentro de un capitalismo con rostro humano y una democracia participativa; es necesario que la política vuelva a imponerse al capital y para ello es necesario darle la vuelta a esta globalización neoliberal.    

sábado, 24 de agosto de 2013

Caminar mediando, la dinámica multilateral de acercamiento de Compromiso LA IZQUIERDA


Javier Caso Iglesias | Analista Político y Activista Social

Fuente: Pasión por la dialéctica

Nosotros, como Compromiso LA IZQUIERDA, estamos tratando que los intereses de la ciudadanía se antepongan a los de las organizaciones políticas progresistas que dicen representarla. Alberto Garzón, en un discurso cargado de autocrítica, en la Universidad de Verano de Izquierda Anticapitalista decía: "A veces tendemos a la defensa de la sigla y no de la idea, son vicios que tenemos que apartar".

¿Cuales son las ideas?: Primarias Ciudadanas, Proceso Constituyente, Democracia Participativa, Ruptura Democrática, Horizontalidad, Simetría en las relaciones, ...

¿Cuales son las siglas?: IU, ANOVA, EQUO, ICV, COMPROMÍS, CHA, MÉS, CUP, ...

Por nuestra parte estamos trabajando por ampliar ese espacio de coordinación y mediación política que es Compromiso LA IZQUIERDA y que compartimos Ezker Batua-Berdeak (EB-B), Iniciativa Socialista de Izquierdas (ISI), Nova Esquerda Galega (NEG), Compromiso Socialista (CS), Unión de la Izquierda Socialista de Aragón (UISA) y Convergencia por Extremadura (CEx).

Recordar que Compromiso LA IZQUIERDA es un espacio amable de coordinación de personas, movimientos y organizaciones ecosocialistas, ciudadanas y de izquierdas que trata de poner en marcha una dinámica multilateral de acercamiento programático, estratégico y de acción entre personas, movimientos y partidos con ideas y programas progresistas. El resultado de esta iniciativa debería ser el reforzamiento y coordinación tanto de los nuevos poderes ciudadanos creados en la calle como de los espacios políticos de signo antineoliberal más articulados y organizados que laboran por la conformación de un Frente Amplio de Izquierdas sin exclusiones.

Caminar mediando, este es nuestro papel; el de mediador/facilitador de encuentros y acuerdos. Lo nuestro es hacer labor de coordinación de realidades organizativas y políticas diversas y, hasta ahora, dispersas. Por eso, lo nuestro es un ir tejiendo complicidades mientras avanzamos; pues avanzar solo será posible si todos marchamos en la misma dirección. Solo así, y como certeramente indica la letra del Canto a la Libertad de Labordeta, "Habrá un día en que todos al levantar la vista, veremos una tierra que ponga libertad".

Caminar mediando para intentar hacer encaje de bolillos políticos entre las fuerzas de la izquierda alternativa y que estas vayan asumiendo las ideas ciudadanas, así como los comportamientos relativos a conformar un Frente Amplio sin exclusiones, muy horizontal y transparente; con mecanismos de decisión por consenso en los que no se excluya ninguna opinión ni a ninguna familia política.

Un caminar mediando que, obviamente, ha de tener unas bases muy claras que serían, entre otras, las siguientes: Elección de las candidaturas por primarias ciudadanas; que en ese Frente Amplio puedan estar todas las culturas y tradiciones políticas de la izquierda y de la ecología política progresista; que las decisiones se tomen por amplio consenso y que se descarte de nuestro modelo de relaciones la cultura de la poda o poliarquía (utilización del mecanismo del voto para excluir/botar).

Desde Compromiso LA IZQUIERDA animamos a trabajar y dialogar en común fomentando jornadas y otros espacios de encuentro en el que nosotros haremos nuestro papel de caminantes mediadores. Acompañar sin vanguardizar que diría el Sup Marcos.

Lo importante es hacerles ver a todas las organizaciones de la izquierda alternativa y de la ecología política progresista que solo se sacará de la abstención a ese 50% de la población ubicada en la misma si ofrecemos algo diferente a una candidatura conformada en los puestos de salida por las nomenclaturas de las grandes organizaciones políticas de la izquierda. Hay que invertir el proceso seguido hasta ahora. Hay que darle voz a la ciudadanía a través de primarias abiertas y decisiones consensuadas desde la base.

Por nuestra parte solicitaremos reuniones a todas las fuerzas políticas de la izquierda. De igual a igual. Desde IU hasta ICV pasando por ANOVA, COMPROMÍS, EQUO, CHA, MÉS, IZQUIERDA ABIERTA o PRIMAVERA ANDALUZA. Al objeto de proponerles algo muy sencillo: otra forma de hacer las cosas y de relacionarnos para hacer posible la ansiada unidad de la izquierda alternativa y del ecologismo político progresista que la ciudadanía nos demanda a gritos.

Entrevista a Carlos Ortiz de Zárate, autor de la novela Cowboy from Brooklyn, en la Cadena SER

Nuestro buen compañero y amigo Carlos Ortiz de Zárate habla, en la Cadena SER, de su novela Cowboy from Brooklyn mostrando los efectos del "discurso de la arrogancia".

Os recomendamos escuchar la entrevista pulsando sobre el siguiente enlace. Gracias.

viernes, 23 de agosto de 2013

Un país en la mochila

FRANCÍ XAVIER MUÑOZ | Sº de Organización de ISI ES

tercerainformacion.es

Recientemente, el INE ha publicado los datos de emigración correspondientes a  2012: 476.000 personas han salido de España  en ese año buscando una salida laboral, de las que solo 59.700 eran españolas, se entiende que tanto de origen como nacionalizadas. Esta cifra, que por tercer año consecutivo supera a la de inmigrantes, sitúa a España, de nuevo en la Historia, como un país predominantemente emisor y no receptor de emigrantes, lo que es normal en una situación de crisis y recesión como la que asola nuestro país en estos momentos.
Pero esta cifra esconde algo más, que no se comenta demasiado en los grandes medios de comunicación. Esta cifra revela el éxito de las políticas del Gobierno de Rajoy en un objetivo prioritario que se había marcado, aunque nunca fuera explicado públicamente, y que consistía en reducir considerablemente la presencia de extranjeros en España. Y esta cifra revela también algo más: el fracaso total de las políticas de Rajoy en crear empleo, su promesa electoral más aireada y menos cumplida.
Porque Rajoy y todo su partido, con Esteban González Pons micrófono en mano, nos vendieron la creación de dos millones de empleos en cuatro años de legislatura. Nada más tomar posesión de los cargos y comprobar la dimensión de la crisis, supieron que de lo prometido, nada de nada, y que la única vía para reducir algo la cifra de desempleo vendría de la mano de dificultar todo lo posible la permanencia de población extranjera en España. Y a ello se entregó el Gobierno con pasión: reforma laboral que abaratara el despido, precarizara las condiciones de trabajo y redujera los sueldos; exclusión de irregulares de la Sanidad primaria; reducción de la prestación por desempleo a partir del primer semestre; endurecimiento de las condiciones para optar a la ayuda de 400 euros; etc. Este Gobierno encontró, además, la complicidad y aquiescencia de la patronal española (CEOE), que apostaría algo a que estará indicando periódicamente a sus asociados la conveniencia de contratar prioritariamente a españoles.
Muchas de las medidas aprobadas por el Gobierno de Rajoy tenían como destinatarios principales a los extranjeros, tanto residentes como irregulares, y las cifras de emigración lo están demostrando, lo que revela que el Gobierno desistió inmediatamente de explorar vías para la creación de empleo (renunciando a la expansión de las energías renovables, por ejemplo) y se centró exclusivamente en arrinconar a un determinado colectivo laboral para que buena parte de él hiciera las maletas y se marchara de España. Y lo está consiguiendo…
No entro a valorar si en nuestro país había pocos, suficientes o demasiados extranjeros. Lo que valoro es el fracaso absoluto de este Gobierno en su promesa electoral más importante, la creación de empleo, pues reducir el desempleo se puede enfocar de dos maneras distintas: o creando nuevos puestos de trabajo o expulsando a una parte de los desempleados. Y esta última es la vía por la que se ha optado, la más fácil, menos costosa e incluso mejor vista por una parte del electorado de Rajoy.
Los destinos de esa emigración ponen de manifiesto que una pequeña parte, la representada por españoles, opta mayoritariamente por emigrar a países de la UE (Reino Unido, Francia y Alemania), mientras que una gran parte, la representada por extranjeros, opta por retornar a sus países de origen o emigrar a países emergentes (Ecuador, Venezuela, Colombia, Perú, Argentina y Brasil). Los aquí expuestos son los países que han encabezado la lista de emigrantes en 2012, lo que revela claramente que las políticas de Rajoy están expulsando de España a una parte considerable de iberoamericanos.

La crisis económica ha hundido el sector inmobiliario español, un sector hinchado artificialmente por los Gobiernos de Aznar y no deshinchado por los Gobiernos de Zapatero. Tanto unos como otros son responsables de este desaguisado, cuyo desplome ha afectado mayoritariamente a extranjeros y a jóvenes españoles, los dos colectivos más perjudicados por el desempleo y sin perspectivas a corto plazo de reincorporarse al mercado laboral. El Gobierno de Rajoy, por renunciar a políticas de creación de empleo, es responsable de acabar dando la puntilla a estos dos colectivos, que saturan las cifras del paro sin hacer sangre de su situación en las calles, unos porque son extranjeros y qué más van a pedir y otros porque son jóvenes y están siendo sostenidos por padres o abuelos. De ahí la paz social en España… 

Sobre las relaciones de la Izquierda Alternativa con el PSOE Socioliberal

Javier Caso Iglesias | Analista Político y Activista Social

Desde hace un tiempo, en algunos foros de opinión, se viene tratando sobre cómo abordar las relaciones con el PSOE por parte de la Izquierda Alternativa dada la deriva del PSOE hacia el socialiberalismo, sobre todo a partir de la reforma de la Constitución perpetrada por el PP-PSOE el 2 de septiembre de 2011 (próximamente se cumplirán dos años de la práctica abolición de la Constitución Española, a manos del PP-PSOE, a través de la reforma del artículo 135 de la misma: http://goo.gl/mkv6xd).

La respuesta a este dilema es muy sencilla y Xosé Manuel Beiras (Anova) lo plantea de una forma muy clara, el PSOE para formar parte de la izquierda se tiene que refundar, al menos, en un partido socialdemócrata. Mientras esto no sea así el PSOE no será otra cosa, y así hemos de verlo, que un legitimador del poder fáctico del mercado en el ámbito político; y ante ello y como certeramente indica Enric Morera, coportavoz de Compromís: "El momento demanda liderar una alternativa al poder fáctico del mercado legitimado a nivel político por el PP-PSOE".

Por ello el discurso con respecto a la dirección del PSOE debe de ser firme, si quieren formar parte de esa alternativa al poder fáctico del mercado que se sumen renunciando al socioliberalismo y refundándose, al menos, como partido socialdemócrata. Y a las bases del PSOE puertas abiertas en nuestras organizaciones para que hagan posible sus deseos, sueños y anhelos de transformación social hasta tanto el PSOE se refunde como, al menos, partido socialdemócrata.

Xosé Manuel Beiras (Anova) y Enric Morera (Compromís) lo expresaban bien en el twitter, en el mensaje público que se remitieron el pasado día 7 de agosto.-

Enric Morera "@enricmorera Compartisc la proposta de @xmBEIRAS per una ruptura democràtica. Començar un nou cicle liderant alternativa al poder fàctic de PP-PSOE".
Xosé Manuel Beiras "@xmBEIRAS Grazas Enric, unha aperta fonda @enricmorera"

El momento demanda liderar una alternativa al poder fáctico del mercado legitimado a nivel político por el PP-PSOE. Una alternativa que, para ser creíble y conseguir ser mayoría parlamentaria no debe de ser visualizada como muletilla del PSOE. Si aparecemos como fuerza subsidiaria en vez de como fuerza alternativa al sistema la ciudadanía nos colocará allí dónde le indicamos, pues estas cosas se perciben a la legua. No hemos de permitir que en esta ocasión la praxis contradiga nuestro discurso, pues esto es algo que no se puede ocultar y que se percibe claramente hasta para el más profano en la materia.

Sin más preámbulos os doy a conocer un artículo de Vicenç Navarro relacionado con este tema y titulado: "El fracaso del socialismo liberal". Para acceder al mismo pulsa sobre el siguiente enlace. Gracias. - 

martes, 20 de agosto de 2013

Las condiciones para crear empleo decente (III)

 
  En contra de lo que sostiene la sabiduría neoliberal dominante en nuestra cultura económica y política, la realidad muestra clara y contundentemente que a menor protección del puesto de trabajo, es decir, que a mayor flexibilidad, se ha producido mayor crecimiento del desempleo. Dicho de otro modo: la flexibilidad, en contra de lo que dicen los neoliberales, ni crea empleos ni evita que se destruyan sino que, por el contrario, hace que se pierdan con mayor facilidad.
    Si España, Irlanda y EE UU, que tienen una gran desregulación y facilidad de despido, son los que han tenido un mayor crecimiento del desempleo durante la crisis, sólo se puede concluir que la famosa tesis neoliberal que sostiene que la seguridad del puesto de trabajo de los trabajadores con contratos fijos es la que crea la inseguridad y el desempleo entre los demás, es falsa. En España, en donde existe la idea generalizada (…) de que es difícil despedir a los trabajadores, resulta que la gran destrucción de empleo incluye también a los trabajadores fijos sin que esto repercuta en una mayor creación de empleo.
    (…)
    Se puede concluir, por tanto, que facilitar el despido en momentos de recesión y aumentar la flexibilidad, (…), simplemente facilita el aumento del desempleo, puesto que incentiva que los empresarios se adapten a la disminución de la demanda de sus bienes o servicios reduciendo su fuerza laboral. Por el contrario, si ello no es factible, (…), se tenderá a mantener el número de trabajadores disminuyendo el tiempo de trabajo de cada uno.
    (…)
    La llamada flexiseguridad (…) sólo funciona si el empresario puede despedir con facilidad pero también si los trabajadores tienen una amplia oferta de puestos de trabajo con servicios de formación incluidos, y con un seguro de desempleo elevado que le permita encontrar trabajo de semejante calidad. Una oferta de puestos de trabajo que no existe en fases de recesión.
    (…)
    Por eso (…) [los] neoliberales que defienden una distribución de la renta más favorable al capital están tan empeñados (…) en atacar a los sindicatos y reducir su papel en la negociación, en evitar que ésta sea colectiva para hacerla persona a persona, o lo más descentralizada posible para que la defensa de los trabajadores sea más débil y, en general, en que desaparezcan (…) [los] derechos taxativos para proteger a los asalariados.
    Y por eso reclaman que se apliquen políticas macroeconómicas (…) que en realidad se sabe que van a crear desempleo, porque cuanto más elevado sea éste más fácil resultará imponer a los trabajadores las condiciones laborales y salariales que convengan a la patronal.
    Naturalmente esto no quiere decir que todos los empresarios y todas las empresas actúen así, con una perspectiva tan alicorta (porque tratando de ganar unos pocos al final pierden todos los empresarios).
    (…)
    El trabajo no puede ser únicamente un instrumento para conseguir los fondos con los cuales realizarse a uno mismo a través del consumo. El trabajo en sí es determinante de la calidad de vida de la ciudadanía (…). De ahí la gran importancia de que se creen puestos de trabajo que permitan desarrollar la enorme creatividad y la capacidad de goce que las personas tienen en su vida cotidiana. El hecho de que este potencial se inhiba mediante la mercantilización del trabajo muestra la necesidad de cambiar las relaciones de poder en nuestra sociedad, dando mayor poder y protagonismo a la población trabajadora en el diseño de su vida laboral. 

© Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón
Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España
Ed. Sequitur, 2011



¡Ave, Mercatus, morituri te salutant!

FRANCÍ XAVIER MUÑOZ | Sº de Organización de ISI ES

24/07/2013 publicado en 
www.nuevatribuna.es


La solución neoliberal a la crisis económica del Euro-Sur nos ha conducido a un punto del camino muy peligroso: la transformación de las democracias en mercadocracias, unas democracias formales en las que las grandes corporaciones financieras y empresariales (los mercados) imponen sus exigencias a los representantes del pueblo (gobiernos y parlamentos). Algunos van más allá y a este nuevo sistema político lo llaman sin tapujos “la dictadura de los mercados”. Este modus operandi de los mercados se despliega en dos ámbitos, el nacional y el supranacional. En el primero, los mercados presionan directamente o a través de lobbies a los poderes representativos o colocan en ellos a fieles sirvientes.
En el ámbito supranacional, los mercados instrumentalizan las más importantes organizaciones económicas (FMI, OCDE, BCE...) mediante personal institucional directamente a su servicio o convenientemente aleccionado por lobbies que representan a las grandes corporaciones. El modus operandi de los mercados se completa con el apoyo entusiasta que reciben de  algunos gobiernos que, en lugar de defender los intereses generales del pueblo, defienden los intereses particulares de las grandes corporaciones financieras y empresariales, de las que casualmente muchos miembros de gobiernos y parlamentos suelen ser, a título individual, accionistas, inversores o clientes.
De todos los gobiernos implicados en la estrategia de desmoronamiento del Euro-Sur el más activo es, sin duda, el alemán, pues no por causalidad sus grandes entidades financieras están entre las más grandes del mundo. Aunque, todo hay que decirlo, el gobierno alemán dirige una orquesta de la que forman parte también los gobiernos holandés, belga, finlandés, austríaco, danés… casualmente gobiernos de países con entidades financieras atrapadas en la financiación de las burbujas mediterráneas y ahora partes interesadas en los rescates financieros a los países del Euro-Sur.
La fórmula ha sido muy simple: por un lado, en lugar de que el BCE preste dinero directamente a los Estados y éstos lo hagan fluir a sus entidades financieras, se ha hecho al contrario, es decir, prestando el BCE a las grandes entidades financieras europeas a bajísimo interés y éstas prestándolo, a su vez, a empresas, familias y Estados a bastante mayor interés, para que dichas entidades financieras puedan sanear sus cuentas deterioradas con nuevos beneficios.
Por otro lado, sabiendo que gran parte de la deuda contraída por los países del Euro-Sur no va a ser recuperada, se ha ideado un sistema de ayuda financiera, llamada “rescate”, que consiste en generar una nueva deuda pero esta vez con una doble garantía de devolución: la ordinaria (al cabo de un determinado tiempo a un tipo de interés; es la habitual en la “deuda pública”) y la extraordinaria, la que ocultan bajo el nombre de “reformas estructurales”, pensada para devolver la “deuda privada” .
Ésta última garantía de devolución es la más importante, es la que más beneficio va a reportar a los nuevos prestamistas privados porque es la que compromete a los gobiernos del Euro-Sur -receptores de los rescates- a privatizar gran parte de sus Estados del bienestar para que puedan gestionarlo sus nuevos acreedores, con lo que se formará un nuevo y gran mercado privado en esos países, el “mercado del bienestar”, integrado por la asistencia sanitaria, la educación, las pensiones, la dependencia y todas aquellas prestaciones sociales a las que portugueses, españoles, italianos y griegos estamos tan acostumbrados.
La guerra declarada por los mercados a todo lo que se mueve por debajo suyo en los países del Euro-Sur solo podría equilibrarse si a sus grandes sindicatos no les temblara el pulso para poner al Euro-Sur en pie de guerra contra las grandes corporaciones y sus gobiernos amigos, que dictan en forma de normas jurídicas las medidas que les imponen los mercados. Estas normas, en forma de decretos y leyes nacionales o directivas comunitarias, trasponen al ordenamiento jurídico nacional y comunitario los deseos de los mercados o las “recomendaciones” de las instituciones supranacionales, que no son otras que las “recomendaciones” de los mercados.
Los mercados solo tienen dos objetivos: 1) recuperar el dinero prestado en los años de financiación de las burbujas aun a costa del empobrecimiento de las clases medias y populares; 2) obtener nuevas ganancias a costa de este empobrecimiento, comprando a precio de saldo empresas arruinadas y propiedades vacías, y volviendo a prestar a quienes más lo necesitan a intereses usureros. En España ya están funcionando empresas de préstamos personales, de origen alemán, que prestan rápidamente pequeñas cantidades con un tipo de interés en torno al 3.000% T.A.E., aprovechándose de la penuria por la que atraviesan cientos de miles de familias.
Después de llegar a la conclusión de que el actual poder financiero trabaja para sí mismo y de que el actual poder político trabaja para el poder financiero, uno se pregunta, parodiando a aquel anciano del anuncio: “¿y los sindicatos qué piensan de esto?”. Porque es inexplicable la inacción de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) a la hora de convocar una huelga general e indefinida en el Euro-Sur, que sería lo único que al poder financiero y a su lacayo poder político les haría levantar el pie del acelerador.
La huelga es el último instrumento legal que tiene la clase trabajadora para luchar contra las decisiones lesivas que imponen empresas y gobiernos, unidos de la mano en esta crisis. Los sindicatos mayoritarios en el Euro-Sur ya han constatado que las huelgas nacionales o las jornadas europeas de acción sindical no están sirviendo para frenar las medidas austericidas que están empobreciendo al Euro-Sur y llevando a miles de personas a la exclusión del sistema, incluso física. ¿Hasta cuándo van a consentir los grandes sindicatos del Euro-Sur este lento pero inexorable exterminio? ¿O han decidido que es mejor rendirse al dios Mercado y, llegada la hora de la exclusión, saludarle como lo hacían los condenados a muerte en los tiempos de Roma?


¡Hail, Deutschland!

FRANCÍ XAVIER MUÑOZ | Sº de Organización de ISI ES

22/07/213 publicado en 
www.cronicapopular.es


¿Somos conscientes en los países del Euro-Sur (Portugal, España, Italia, Grecia, Malta, Chipre…) del retroceso en los derechos, libertades y prestaciones que estamos sufriendo o, anestesiados por la crisis, aceptamos como algo pasajero y temporal dichos retrocesos? El último ejemplo lo tenemos en la visita del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, a Grecia, que ha supuesto la limitación del derecho a la libre manifestación en el centro de Atenas durante once horas, prohibiendo la reunión de más de tres personas que porten pancartas o griten consignas.
Esta medida ya se impuso en la última visita que hizo a Atenas la canciller alemana, Angela Merkel, en octubre de 2012. Y parece que los griegos, con mayor o menor resignación, han aceptado sin más la restricción de su derecho a la libre manifestación para no molestar a un Gobierno ajeno. El precedente es muy grave aunque, lamentablemente, uno más de los que se suma a la lista de recortes de derechos y libertades en los países del Euro-Sur.
Y todo para no llevar la contraria al Gobierno alemán, que está convirtiendo al Euro-Sur en su coto privado de caza, imponiendo a sus países unas durísimas condiciones y reformas económicas a cambio de rescates financieros que tienen como objetivo principal el reintegro de la deuda que dichos países tienen contraída principalmente con las entidades financieras alemanas, que durante años financiaron alegremente la expansión económica del Euro-Sur sin advertir a nadie de los riesgos, para no reducir los beneficios que dichas entidades financieras obtenían de aquella orgía de préstamos y créditos.
Además de pasear por el centro de Atenas sin que ningún humillado griego lo moleste,  el señor Schäuble se permite el lujo de instruir a los gobiernos del Euro-Sur a que cumplan con las reformas laborales impuestas a cambio de los rescates financieros otorgados, entre los que está el de España, que fue un rescate destinado íntegramente a la banca. Y, así, acaba de decir que la limitación al despido de los trabajadores mayores impide la contratación de trabajadores jóvenes, pero que dicha limitación está bien porque impide que los más veteranos, con más experiencia, puedan ser despedidos, aunque eso mismo dificulte la contratación de jóvenes. ¿En qué quedamos, señor Schäuble?
¿Qué mensaje está enviando Schäuble a los gobiernos del Euro-Sur, que reduzcan aún más las indemnizaciones por despido a los trabajadores indefinidos y que, además, eso se pueda hacer con carácter retroactivo, vulnerando incluso ese principio fundamental de algún ordenamiento jurídico como el nuestro, el español?
¿Por qué no se aplica Schäuble su propia receta y dimite, con una indemnización ridícula, dando paso a un ministro de Finanzas mucho más joven que él? 

lunes, 19 de agosto de 2013

Coalición Extremeña PREx-CREx, SIEX, UPEx y la propia CEx están llamadas a formalizar acuerdos para la unidad de acción política


Javier Caso Iglesias | Responsable del Área de Cooperación Política y Participación Ciudadana de Convergencia por Extremadura (CEx)

Convergencia por Extremadura (CEx) lleva tiempo planteando la necesidad, tanto en Extremadura como en Plasencia, de formalizar acuerdos para la unidad de acción  política entre fuerzas afines, léase Coalición Extremeña PREx-CREx, SIEX, UPEx y la  propia CEx; acuerdos de unidad que sirvan de punto de partida para conformar candidaturas mucho más amplias para próximas convocatorias electorales.

Convergencia por Extremadura (CEx) entiende que la ciudadanía capta perfectamente la verdad objetiva de los hechos. El problema es que la ciudadanía no termina de percibir una alternativa clara a este modelo austericida que representa y sustenta el bipartidismo del PP-PSOE, es por eso que se refugian en la abstención (50%) y no se activan con excesivo entusiasmo en los procesos de movilización. Para sacar de la abstención a ese 50% del censo electoral ubicado en la misma y animarlo a participar activamente en la escena política, la ciudadanía ha de ver una alternativa viable a nivel político y ahora, desafortunadamente, no la tenemos. Por eso la ciudadanía está instalada en esa apatía que observamos, pues entiende que para cambios lampedusianos no merece la pena dilapidar esfuerzos.

Para invertir esta situación, fuerzas políticas como Coalición Extremeña PREx-CREx, SIEX, UPEx y la propia CEx, debemos, tanto en Plasencia como en Extremadura, formalizar acuerdos para la unidad de acción política con el propósito de liderar una verdadera alternativa; esto conlleva ser muy generosos en relación a otras culturas y tradiciones políticas similares a las nuestras. Hemos de abrirnos y saber sumar al objeto de crear una verdadera alternativa de gobierno que sea capaz de sacar a esta región del austericidio.

Prestemos pues atención a lo que nos dicen en sus mensajes, desde diversos puntos de la geografía del Estado, aquellas fuerzas políticas que suscriben planteamientos similares a los nuestros.

En un momento de grave regresión social, hacen falta nuevas alternativas políticas, hace falta una nueva herramienta para que intervengamos e incidamos en el proceso de fin de régimen cara a un nuevo ciclo político, protagonizado por el activismo de la ciudadanía. Se trata de poner en marcha una dinámica multilateral de acercamiento programático, estratégico y de acción entre personas, movimientos sociales y  partidos.

Hay que abandonar los dirigismos, los hegemonismos y los "tics" autoritarios, ganar en humildad y coherencia e iniciar, junto a todo aquel que se quiera sumar, sin sectarismo y sin cerrar la puerta a nadie, un proceso, horizontal y sin prejuicios, de diálogo para definir una propuesta política unitaria, creíble y útil. Una propuesta cimentada en un programa de gobierno coherente y realista.

Estas tomas de contacto han de ir abriendo la puerta a otras posibilidades, como por ejemplo la relativa a una convocatoria amplia a todos los actores políticos llamados a conformar esa alternativa de carácter político que necesitamos para salir de esta situación de crisis extrema que padecemos en la que nos estamos jugando la democracia y los derechos básicos.

Creemos que en las próximas elecciones debe haber una expresión unitaria antiausteridad. Hoy, las familias políticas se quedan cortas con el reto que tiene Europa y los países del sur, por lo que debería haber una candidatura conjunta contra lo que impone la troika y practica el BCE.

Como indica Enric Morera, coportavoz de Compromís, el momento demanda liderar una alternativa al poder fáctico del mercado legitimado a nivel político por el PP-PSOE.

El mes de septiembre debe de ser el momento de propiciar un encuentro que nos lleve a acercar posiciones en aras de poder formalizar un acuerdo sólido para la unidad de acción política tanto en Plasencia como en Extremadura.

jueves, 15 de agosto de 2013

Campaña activa de Convergencia por Extremadura para que el Ayuntamiento de Plasencia derogue la ordenanza que limita la libertad de expresión

Fuente: CEx-Plasencia

A Convergencia por Extremadura (CEx-Plasencia) le parece vergonzosa la ratificación, por parte del Ayuntamiento de Plasencia, de la sanción de cien euros impuesta a dos miembros del Campamento Dignidad del municipio por haber anunciado una manifestación mediante el reparto de octavillas. Consideramos, como así lo hemos manifestado en otras ocasiones, que esta sanción vulnera el derecho constitucional a la libertad de expresión.

Es por ello que Convergencia por Extremadura (CEx-Plasencia) ha solicitado a la Oficina del Defensor del Pueblo información sobre el Expediente 13021676 por el que le requería, al Defensor del Pueblo, que se formulara RECOMENDACIÓN al Alcalde del Ayuntamiento de Plasencia y a su concejal de Interior para que modifique o derogue la ordenanza municipal de limpieza viaria en lo relativo a imponer fianzas o sanciones a las organizaciones políticas, sociales y sindicales legalmente constituidas que, mediante octavillas, carteles o megafonía, hacen llegar una información a la ciudadanía que ampara el Título I de la Constitución española y que por otros canales o medios no les llega.

Así como que se proceda, por la citada oficina del Defensor del Pueblo, a llevar a cabo las actuaciones pertinentes al objeto de garantizar los derechos comprendidos en el Título I de la Constitución española, en especial el relativo a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión; derecho fundamental que, a ciudadanos del municipio de Plasencia, se les vulnera por el Ayuntamiento de la localidad al aplicar la ordenanza municipal de limpieza viaria a organizaciones políticas, sociales y sindicales legalmente constituidas que, mediante octavillas, carteles o megafonía, hacen llegar a los ciudadanos de Plasencia una información que por otros canales o medios no les llega.

Pero Convergencia por Extremadura (CEx-Plasencia) afirma que no se va a quedar ahí, pues quieren que la ciudadanía se implique activamente en esta campaña presentando, para ello, quejas al Defensor del Pueblo por este grave atropello del PP de Plasencia a los derechos fundamentales que tantos esfuerzos y sacrificios costaron adquirir; y que lo hagan a través del siguiente formulario:

O remitiendo correos-e al Defensor del Pueblo (registro@defensordelpueblo.es) en el que se le pida que formule RECOMENDACIÓN al Alcalde del Ayuntamiento de Plasencia y a su concejal de Interior para que modifique o derogue la ordenanza municipal de limpieza viaria por vulnerar los derechos comprendidos en el Título I de la Constitución española, en especial el relativo a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.

Con esta campaña Convergencia por Extremadura (CEx-Plasencia) pretende dar un primer paso en ese necesario proceso de acumulación de fuerzas para que en próximas convocatorias electorales la ciudadanía pueda librarse definitivamente de estos gobiernos rancios que hemos venido padeciendo; comenzando con ello un nuevo ciclo político que lidere una alternativa al poder decadente y fáctico del PP-PSOE.


miércoles, 14 de agosto de 2013

Un Frente Amplio contra el austericidio y los recortes no se puede montar con dos millones y medio de votos como pretende hacerlo IU

Javier Caso Iglesias | Analista Político y Activista Social
Tengo la impresión de que alguna fuerza política, en concreto IU, vive en una burbuja de euforia que los puede llevar, como así le ocurrió a otra (PSOE), a "morir de éxito".

Por mi parte no entiendo el comportamiento de Izquierda Unida (IU), están todo el día hablando de ese Bloque Social y de   Progreso que quieren conformar (y que teorizaron hace ahora la friolera de 25 años: "Manifiesto para la articulación de IU" se llamaba el texto del año 1.988 en el que lo enunciaban) y no son capaces de convocar a una reunión abierta, y sin exclusiones, a todos los actores políticos, sociales y sindicales capaces de hacerlo posible. Sus convocatorias se limitan siempre a los fieles de su entorno (y ni siquiera eso) como así hemos observado que ha ocurrido en estos pasados meses.

¿Por qué Izquierda Unida (IU) no se atreve a convocar una reunión abierta, y sin exclusiones, por ejemplo, a todas aquellas organizaciones políticas de izquierdas y ecologistas con representación parlamentaria que deberían impulsar ese proyecto? ¿Dónde están las reuniones de IU con ANOVA, ICV, CHA, COMPROMÍS, EQUO, MÉS, CUP, ...?

El PSOE en el año 2.008 obtuvo 11.289.335 votos de los ciudadanos españoles, en el año 2.011 lo respaldaron 6.973.880 votantes; en la actualidad cuenta con las expectativas de voto de 4.770.000 electores.

A IU las encuestas más favorables le dan 2.452.000 votos, lejos aún de los 2.639.774 que consiguió la coalición en los  tiempos de Anguita.

O sea, que de los 6.519.335 votos que lleva perdidos el PSOE desde el año 2.008, Izquierda Unida (IU) solo recoge 1.482.054 desde ese año. Esto es, una escasa quinta parte de lo perdido por el PSOE es lo que va a parar a las candidaturas de Izquierda Unida (IU). Obviamente un número a todas luces irrisorio. El resto, las 4/5 partes, se van casi por entero a la  abstención.

¿Cómo pretende Izquierda Unida (IU) conformar un Frente Amplio contra el austericidio y los recortes con dos millones y medio  de votos?

¿Por qué Izquierda Unida (IU) no sigue la fórmula política que le proponen los autores del artículo: "Por un proceso de ruptura democrática para garantizar los derechos de las personas" (http://goo.gl/Gdm0E5)?

Esa fórmula política "que podría dar expresión a esta alianza social amplia podría ser el de una alternativa ciudadana para   un proceso constituyente (que debe incluir el derecho de autodeterminación), con un programa que recoja el de las luchas sociales. Nos imaginamos un programa de una o dos hojas, elaborado con un proceso radicalmente democrático y abierto, al   igual que la candidatura. Una buena base del programa podría ser la propuesta que hace el Plan de Rescate Ciudadano (www.planderescateciudadano.net/), elaborada a partir del trabajo de las jornadas del 12M15M". Pues, como indican los autores de ese artículo, "de lo que se trata es de subordinar todas las diferencias y contradicciones a un objetivo común: la ruptura  democrática y apertura de un proceso constituyente".

Esa es una fórmula política similar a la que ya está planteando Xosé Manuel Beiras, esto es, "una ruptura democrática protagonizada por la rebelión ciudadana y trasladada a la política a través de las organizaciones rupturistas". Ese es el  objetivo del nuevo ciclo de Anova, que se plantea para el futuro una "creba democrática", algo que no puede hacer en  solitario ni Anova "nin ningunha forza política a nivel do Estado". De ahí que Anova se plantee alianzas con todos los grupos  de izquierdas "que asuman a cuestión nacional, porque son necesarias políticas de alianzas para a creba democrática" (http://goo.gl/KSJ4Ir).

Así y solo así se construye un Frente Amplio contra el austericidio y los recortes, esto es, de forma generosa y amplia; articulando una política de alianzas que logre algo que no puede hacer en solitario ninguna fuerza política a nivel de Estado, esto es, la ruptura democrática y la apertura de un proceso constituyente.

Todo lo demás solo serviría, como certeramente dice Jaime Miquel, para ganar a "la derecha", dar gobierno al PSOE, y a las  cumbres como en tiempos de Zapatero. Y esto no es que sea más de lo mismo, es que es exactamente lo mismo pero sin el líder leonés. Como así lo explica este magnífico analista electoral: "Ahora hay dos contiendas electorales, se está de un lado de  la raya defendiendo a las personas para que no paguen las deudas de las empresas, los bancos y la ilegítima (en tanto no esté  auditada) deuda de las Administraciones, o se está del otro: cualquier componenda es estar del otro. Las viejas organizaciones del lado izquierdo no lo han entendido, pretenden los votos de la ruptura mediante la reforma de la reforma:  le proponen al elector desmovilizado su perpetuación como familia o clase, sin considerar que su pensamiento organizado no le interesa a nadie, al menos en la Red. Hacen el ridículo, porque la ruptura además es generacional, territorial y un etcétera  interminable" (http://goo.gl/K85T1u).

Cuando la ideología es un valor

ANTONIO CRIADO | Secretario Gral. de ISI - ES

publicado en 
http://www.cronicapopular.es

Juan es albañil, es un trabajador nato, trabaja desde que su padre con 12 años lo llevó a la obra por primera vez.

Juan se ennovió, se casó y tuvo dos hijos, su vida era todo lo placentera que puede ser la vida de una persona sencilla, no se metía en problemas, no bebía; su vida era el trabajo y su casa, la política no le atraía y le solía decir a su hermano Antonio, que era militante de una organización de izquierdas, "yo con los partidos no quiero nada, que son todos iguales".

A Juan le gustaba progresar, se metió en cambiarse de casa, porque se ilusiono con una vivienda que vio en una Urbanización selecta, puso su casa en alquiler y se metió en una hipoteca de unos 900€ mensuales que al poco se convirtieron en 1200€, pero como alquilo su casa, con su trabajo cubría perfectamente las mensualidades.

Un día de cobro, cuando Juan se pasó por la oficina de la obra para cobrar, se extrañó de que aquello estaba llenos de compañeros que estaban muy alterados, los nervios a flor de piel. Juan pregunta y un compañero le cuenta que el destajista dice que no les puede pagar, porque Dragados no le paga y además le ha quitado la contrata; allí se arma la de dios y tras más de dos horas logran hablar con el contratista, este les confina la noticia: ”No os puedo pagar y además nos hemos quedado sin obra”.

Aquí comienza el calvario de Juan, donde era todo trabajo, trabajo no hay; el inquilino de su piso le comunica que no le puede pagar, porque le han despedido, el banco le telefonea para decirle que le han devuelto la hipoteca, su padre le llama, "Juan el banco me ha llamado para decirme que tú has devuelto tu hipoteca y me advierte que yo soy tu avalista".

Juan está desesperado, por más que busca nada encuentra, en casa todo son problemas, su mujer Ana siempre está de mal humor y culpa a Juan de no haber tenido cabeza, el banco les acosa y les ha mandado la notificación de embargo; el inquilino de su casa se ha ido y le ha dejado cinco meses sin pagar del alquiler. Ana, su mujer, no aguanta más coge a los niños y se va a la casa de sus padres dejándole una nota a Juan: "Yo no puedo aguantar más, esto no es vida, no me busques, déjame en paz".

El banco hace efectivo el desahucio y Juan se refugia en casa de sus padres que también están amenazados. Juan acompaña a su hermano Antonio a una reunión donde se habla sobre desahucios y derechos humanos. Escuchando aquello Juan se harta de llorar y se maldice por haber sido tan superfluo. Juan le dice a su hermano que se quiere implicar en la “lucha” y acude a cuantas reuniones puede. Hoy Juan es un destacado militante de las plataformas y le ha pedido a su hermano unirse a la organización de izquierda. Juan suele contar, y repite, que cuando pensó en tirarse delante del tren le surgió la esperanza de poder ayudar a otros y de paso ayudarse él.

La historia de Juan es la de miles de trabajadores atrapados por la cultura neoliberal.

La vieja izquierda española - por Jaime Miquel

Jaime Miquel | Analista electoral y ex director general de Gallup España

La percepción generalizada es que la política económica que se aplica en España está unificada en sus objetivos, plazos y exigencias, y que es de obligado cumplimiento gobierne quien gobierne. Esto iguala al PSOE y el PP en el nuevo espacio ciudadano de ruptura y está formalizado así desde la primavera del 2011. Ambos partidos, con todos sus líderes, son percibidos como los gestores del sistema euro, los que se disputan el voto de los electores que quieren encontrar la mejor solución bajo el conjunto de compromisos adquiridos en nombre de todos con la Unión Europea. El número de estos electores es decreciente. Los votantes del PSOE que han entendido la situación y han salido del sistema no van a volver al mismo para votar a IU/ICV u otra formación de la vieja izquierda. Suponer esto es de una ingenuidad pasmosa, porque el elector medio sabe que su voto serviría para ganar a «la derecha», dar gobierno al PSOE, y a las cumbres como en tiempos de Zapatero. Y esto no es que sea más de lo mismo, es que es exactamente lo mismo pero sin el líder leonés.

El reformista empeño de Cayo Lara o de Rubalcaba en reconstruir la vieja izquierda en España es tan estéril como intentar hacerlo en Grecia o en Italia, porque es percibida como un lado del sistema que gestiona la aplicación de las políticas de la Unión Europea, entendidas como injustas por una mayoría social que se siente obligada a pagar unas deudas que no son suyas. En Italia y en Grecia se está produciendo un proceso de destrucción de los electorados del Pasok, Nueva Democracia, el Partido Democrático y la coalición de Berlusconi: defender el euro obligaría, en último caso, a hermanar a los votantes de Rubalcaba y Rajoy; esto ya lo han entendido los electores, aún no los políticos o los periodistas.

Ahora hay dos contiendas electorales, se está de un lado de la raya defendiendo a las personas para que no paguen las deudas de las empresas, los bancos y la ilegítima (en tanto no esté auditada) deuda de las Administraciones, o se está del otro: cualquier componenda es estar del otro. Las viejas organizaciones del lado izquierdo no lo han entendido, pretenden los votos de la ruptura mediante la reforma de la reforma: le proponen al elector desmovilizado su perpetuación como familia o clase, sin considerar que su pensamiento organizado no le interesa a nadie, al menos en la Red. Hacen el ridículo, porque la ruptura además es generacional, territorial y un etcétera interminable: para el elector por el que suspiran, que es el de menos de 40 años de edad, el franquismo está en el mismo sitio que Napoleón. Se engañan: utilizan a Syriza como ejemplo de éxito de la suma de viejas organizaciones pasando por alto que el comunista KKE está en otro sitio. Distinguen entre Syriza y el movimiento de Beppe Grillo, lo que no tiene ningún sentido desde un punto de vista electoral porque sus votantes son los mismos, los insumisos a Maastricht y Lisboa. A la vieja izquierda española se lo explicarán las urnas seguramente antes de un año, o como mucho, antes de dos.

Anova busca alianzas en el Estado para una "creba democrática"

Beiras confía en que el aparato se derrumbe y los nuevos protagonistas sean los cuatro sujetos políticos: País Vasco, Galicia, Cataluña y España.


Una ruptura democrática protagonizada por la rebelión ciudadana y trasladada a la política a través de las organizaciones rupturistas. Ese es el objetivo del nuevo ciclo de Anova, que se plantea para el futuro una "creba democrática", algo que no puede hacer en solitario ni Anova "nin ningunha forza política a nivel do Estado", explicó su líder, el nacionalista Xosé Manuel Beiras. De ahí que la organización surgida hace más de un año se plantee alianzas con todos los grupos de izquierdas "que asuman a cuestión nacional, porque son necesarias políticas de alianzas para a creba democrática", explicó Beiras.

De hecho, los contactos ya han llegado y el líder nacionalista enumeró las conversaciones que se han mantenido con el BNG para establecer unidades de acción, pero también a nivel de Estado con otras fuerzas políticas, como son la izquierda abertzale, los nacionalistas de izquierdas de Cataluña, Valencia, Mallorca, y con la dirección federal de Izquierda Unida. Beiras confía en que el aparato de Estado se derrumbe y los nuevos protagonistas sean los cuatro sujetos políticos: País Vasco, Galicia, Cataluña y España.